"15 Cosas que solo entienden las chicas que odian salir de compras"

15 Cosas que solo entienden las chicas que odian salir de compras

15 Cosas que solo entienden las chicas que odian salir de compras

Ir de compras a veces suele ser divertido para muchas personas, podríamos decir que un 80% de las chicas ama salir con sus amigas a recorrer una gran cantidad de tiendas y llevarse cada cosa que le agrade y realmente lo disfruta, sin embargo, el otro porcentaje realmente odia esta actividad y hacen todo lo posible para evitar estas aburridas salidas.
Estas mujeres solo tienen en su armario lo necesario y cuando les toca hacer alguna compra esto podría ser un motivo de estrés para ellas, parece increíble pero si eres de estas chicas de verdad te sentirás identificada con estas 15 cosas que solo entenderán quienes odian salir de compras.

1. Haces todo lo posible por evitarlo, buscas cualquier excusa o lo dejas para después.


2. Para ti es mejor pasar frio que salir a comprar un abrigo, usas lo que tienes…


3. Cuando tus amigas hablan d su amor por las compras piensas que están locas y no lo comprendes.


4. Sufres de un ataque de ansiedad cada vez que visitas una tienda.


5. Si estas en alguna tienda por casualidad y tienen muchas ofertas, tan solo compras pero esa ropa quizás pase años guardada en tu armario.


6. Si ves alguna aglomeración o mucha gente prefieres huir.


7. La ropa nueva no te agrada y siempre usas esas playeras viejas y desgastadas.


8. Para ti las compras solo son una pérdida de tiempo, prefieres hacer otras cosas.


9. Ni hablar de probarte la ropa, simplemente escoges lo que crees que te quede y listo.


10. Pues el probador es el último sitio donde quisieras estar.


11. Para ti tu peor enemigo es ese espejo que está en el probador.


12. Internet te decepciona casi siempre.


13. Aunque prefieres ahorrar tu dinero pues a veces caes en cuenta que de verdad te toca gastarlo.


14. Si te encuentras con una fila para pagar tan solo dejas todo y sigues, tu valioso tiempo no lo desperdicias allí.


15. Si te confunden con un mendigo no le prestas atención.

Comentarios